PARA DE «HACER» Y COMIENZA A «SER»

Acabo de regresar de unos días de descanso en los que he cargado pilas y he conectado extraordinariamente con nuestra Madre Tierra. Esa conexión me ha hecho darme cuenta de los importante que es parar y distanciarse de ese ritmo frenético en el que estamos inmersas en nuestro día a día. A menudo la vorágine …