¿Cómo está la salud de tus límites?

Hablar del segundo chakra en la perimenopausia y menopausia, es hablar de emociones y relaciones.

Hablar Swadisthana es hablar de relaciones y emociones

Durante este periodo son muchos los síntomas que se manifiestan en este centro emocional que está asociado a los genitales, el intestino grueso, la parte baja de la espalda y la vejiga.

Cuando la energía kundalini se despliega desde el primer chakra suele detenerse en este centro para darte señales de aquello que ha de ser solucionado en tu vida vinculado con este chakra.

Hay muchos tratamientos para aliviar las molestias que surgen por el desequilibrio energético en Swadisthana, sin embargo, la sanación total sólo tiene lugar si sabes reconocer el mensaje que hay detrás de cada una de esas molestias.

El segundo chakra está ligado a nuestros deseos y a los impulsos creativos.

Las mujeres estamos programadas biológica y culturalmente para dirigir mucha de la energía creativa al mantenimiento de las relaciones, de pareja, familiares y de amistad, sobre todo en nuestros años de juventud.

Sin embargo, los cambios de la menopausia hacen que la energía se dirija hacia otros objetivos. En estos años casi todas nosotras comenzamos a cuestionarnos si estamos consiguiendo lo que realmente hemos deseado o por el contrario, estamos cumpliendo las expectativas de otros.

En algún momento del proceso todas las mujeres sentimos el impulso de hacer una revisión de nuestra vida y el ímpetu extraordinario de la energía creativa, nos empuja, quizá por primera vez, a ir en pos de lo que realmente deseamos.

Esto supone establecer o recuperar unos límites personales sanos que nos permitan acceder a nuestro poder y nuestra autonomía.

La realidad es que en nuestra sociedad, raro es la mujer que no haya sufrido algún tipo de violación de su identidad. Desde pequeñas se nos controla cómo vestimos, cómo pensamos, cómo hablamos, en qué gastamos nuestro dinero, qué carrera es la más adecuada, etc… Eso nos ha llevado a muchas de nosotras a erigir unos límites bastante pobres o simplemente a no ternerlos.

La mayoría de las veces esto es inconsciente hasta la llamada a despertar de la perimenopausia. Es entonces cuando nos damos cuenta de lo importante que es aprender a vivir respetando nuestros propios límites emocionales y los de los demás.

Sea cual sea nuestra historia, a la hora de constituir límites sanos debemos focalizarnos primero en el trabajo interior. Para ello el autoconocimiento, autorresponsabilidad y el autorrespeto son esenciales.

Entonces, ¿qué hacer para marcar los límites en las relaciones personales?

  • Tener claro lo que quieres

De ahí la importancia del autoconocimiento. No podemos poner un límite si ni siquiera sabemos qué es lo que queremos y lo qué no. Hay que hacer una tarea de auto indagación. Quizá te ayude escribir todas aquellas cosas que te molestan, situaciones en las que te hayas sentido invadida.

  • Habla siempre con claridad y de manera concisa.

No te vayas por las ramas. A veces, por miedo al conflicto o a decepcionar a la otra persona transmitimos mensajes erróneos. Hablar con sinceridad hará que la otra persona te conozca mejor y sepa qué necesitas. Puedes hablar claro con tranquilidad, aunque no sea una conversación fácil.

  • Aprende a decir “no”.

Aprender a decir no sin sentirte culpable es uno de los trabajos de este segundo centro. ¡¡Cuánto nos cuesta!! ¿verdad?

  • Trabaja tu asertividad

La asertividad es la habilidad de defender nuestros derechos sin herir a otros. Es importante establecer los límites de manera seria y coherente sin olvidar la empatía. Quizá al otro no le guste tu posición y está bien. Lo fundamental es que aprendas a expresar tus necesidades de la mejor manera posible.

Si te resulta difícil exponer esas necesidades y te sientes mal durante la mayor parte del tiempo, quiero decirte que puedes trabajar y entrenar la asertividad y convertirla en una de tus mejores habilidades.

  • Presta atención a los chantajes emocionales

Cuidado con esos chantajistas profesionales que utilizan el miedo al rechazo, la obligación y la culpa para que creas que tus necesidades no son lo más importante.

Sé consciente de que la energía de este centro te invita a experimentar tu poder sobre el manejo de tus emociones. Este chakra es “el derecho a sentir, a desear”. Está bien expresar opiniones, sentimientos y disconformidad con lo que te incomoda. Lo que tenemos que aprender es a hacerlo de la manera adecuada.

Los desequilibrios hormonales que suceden en la menopausia son un buen combustible para que muchas emociones surjan con nueva intensidad. Es el momento de ir hacia adentro y descubrir el mensaje. Los síntomas físicos y emocionales del segundo chakra, hablan de ti y tu relación contigo misma y con el otro.

Te animo a que comiences a tomar conciencia de tus límites actuales.

Ten en cuenta que una violación de los límites puede ser muy sútil e inconsciente, así que tendrás que hacer un trabajo profundo de introspección.

En el segundo taller del programa “Menopausia consciente con kundalini yoga” trataremos este centro y sus síntomas físicos y emocionales.

Vamos a sumergirnos en la energía de este Swadistana para ver

  • Cómo establecer límites
  • Cómo deshacerse del sentimiento de culpa
  • Cómo conectar y desplegar tu energía creativa
  • Ejercicios específicos para manejar los síntomas físicos: reglas irregulares, incontinencia, infecciones urinarias, falta de deseo sexual
  • Ejercicios para equilibrar y fortalecer el suelo pélvico.

Lo haremos el 21 de mayo a través de la plataforma Zoom de 17:30 a 19:45 horas de España.

Si quieres más información escríbeme a info@yogaencasa.es

El precio del taller es de 18,00€.  Para reservar tu plaza haz el ingreso a través de PayPal

o en la cuenta ES16 2100 4729 4601 0011 1965.

Una vez lo hagas ponte escríbeme un correo o un Whatsapp y te enviaré el ID y la contraseña para poder asistir al taller.