¿Estoy preparada para la menopausia?

Desde que comenzó mi viaje por “menopausia consciente” he experimentado muchas sensaciones que eran totalmente nuevas para mí.

Hablando con muchas mujeres y leyendo sus publicaciones he entendido que la mayoría de nosotras vivimos los inicios de la menopausia con cierta inquietud. Los cambios en nuestro cuerpo y nuestro estado de ánimo traen consigo multitud de síntomas que no sabemos manejar. Surgen muchas preguntas al respecto, o al menos a mí me surgieron algunas como:

¿Es normal esto que me está pasando? ¿Cuándo se pasará? ¿Será la menopausia? ¿Volveré a sentirme bien de nuevo?

De pronto descubrimos que estamos entrando en una etapa nueva y la mayoría tenemos un desconocimiento absoluto sobre lo que nos está sucediendo.  Ya sea porque es un tema del que no se habla abiertamente en nuestra cultura, o porque las creencias sobre esta etapa nos impulsan a pensar que es el principio del final; el caso es que para muchas el proceso es motivo de ansiedad y preocupación.

Las que me conocéis y sabéis de mi programa habréis reparado en que mi sentir sobre la menopausia es bien distinto del que tenía cuando comenzaron los síntomas. Mi nuevo enfoque es que este tiempo es una oportunidad única para redescubrirse, ser valiente y dejar aflorar de una vez y para siempre la mujer real que hay en ti.

En mi caso, reconozco que no ha sido un camino llano. He tenido que replantearme muchas de las creencias sobre mi feminidad, mi edad, mi derecho a sentir placer sin culpa y sobre la menopausia en particular.

Ha sido un trabajo personal que hoy me empuja a compartir todo lo aprendido y lo vivido para anunciar que esta fase lejos de ser el final, puede ser la mejor etapa de tu vida.

Por eso creo que es importante que nos preparemos para recibir este momento adquiriendo el mayor número de herramientas y convertir cada síntoma y cada cambio en una ocasión para sanar las viejas heridas y crear una vida abundante y plena.

La menopausia en una de las etapas más importantes en la vida de una mujer. Es un momento de compartir y romper los tabúes. Y aunque a veces resulta complejo, opino que es mejor si nos preparamos y lo hacemos en compañía.

¿Cómo me preparo para la menopausia?

  • Revisa tu estilo de vida.

Tu dieta, tu descanso y hacer ejercicio físico son factores que influyen en cómo vas a vivir y experimentar ciertos síntomas.

Está demostrado que las mujeres con una alimentación saludable y que ejercitan su cuerpo al menos cuatro horas a la semana experimentan menos síntomas o éstos son más leves.

Elimina los tóxicos de tu dieta y de tu vida. Evita sustancias dañinas para tu salud y revisa tus patrones de pensamiento para identificar cuáles de ellos te empoderan y los que no. En el último caso, trabaja para cambiar esas creencias que en la mayoría de los casos no se ajustan a la verdad.

Asimismo, descansar bien es fundamental. En las horas de sueño nuestro cuerpo se repara y se sana. Es fundamental tener una rutina y hacer los cambios necesarios para tener un descanso adecuado. De lo contrario, te sentirás fatigada, desconcentrada y con falta de energía durante el día. Y, ¡ya sabemos lo largos que pueden ser los días cuando nos sentimos cansadas!

  • Documéntate, lee e investiga sobre esta etapa.

La mayoría de nuestros miedos e incertidumbres provienen del desconocimiento sobre lo que está nos está sucediendo. Cuando sabemos a qué se deben los cambios y entendemos que es parte del proceso, podemos vivirlos con serenidad y utilizarlos conscientemente para crecer personal y espiritualmente. Conocer los trastornos y las opciones que tienes para manejarlos, te da el poder de elegir adecuadamente de acuerdo con tu realidad y tus convicciones.

  • Únete a otras mujeres para compartir información y experiencias.

Una de las cosas que más me han ayudado es pertenecer a grupos con mujeres que están transitando este periodo. Compartir tus experiencias y escuchar las de otras mujeres me hizo más consciente de la necesidad de hablar de la menopausia abiertamente y poner en marcha el programa y formación de kundalini yoga para esta etapa. Cada mujer la vive de diferente manera, sin embargo, todas tenemos una cosa en común: este momento es único para transformarte y crear una nueva vida, la vida que realmente quieres vivir.

Yo misma he creado un grupo privado en facebook donde las mujeres podemos compartir libremente información y experiencias sobre la menopausia. Te invito a que formes parte. Te aseguro que todo lo que vivimos en esta etapa es relevante y puede ayudar a muchas otras mujeres a sentir que no están solas y que siempre tenemos la posibilidad de mejorar nuestra vida.

  • Aprende técnicas para controlar el estrés físico, mental y emocional.

Tendemos a identificar cualquier alteración que tenemos en estos años con la menopausia. Y muchas veces es así, aunque el malestar no siempre es debido a este proceso. El estrés causa más trastornos y enfermedades que todos los cambios hormonales por los que estamos pasando. Es importante que aprendamos a diferenciarlos e identificarlos. No todo es “culpa” de la menopausia.

Hacer las pertinentes revisiones médicas es conveniente para tener información sobre los niveles hormonales y conocer los tratamientos más adecuados para cada uno de los síntomas.

Además de esto, es imprescindible dedicarnos tiempo a interiorizar y reflexionar sobre nuestras necesidades y prioridades. Es esencial tomar ese tiempo de descanso y encuentro con una misma. En estos momentos nuestra intuición y sabiduría adquieren una nueva dimensión. Ahora puedes adquirir un conocimiento de ti misma mucho más profundo que en ninguna otra época de tu vida.

El objetivo es que ese conocimiento te ayude a tomar las decisiones más adecuadas sobre los tratamientos y las terapias que más te convienen y te doten del poder de hacer los cambios necesarios en tu estilo de vida.

Conocerse mejor nos ayuda a mantener una actitud de aceptación de lo que somos y lo que vivimos. Esto es muy liberador y nos aleja cada vez más de las tensiones en todos los niveles del ser.

En mi caso el yoga y la meditación son los dos soportes fundamentales para lograr ese estado de presencia y relajación que me permiten conectar con quién soy y establecer nuevas prioridades.

  • Solicita el apoyo de tus seres queridos y pide lo que necesitas.

Por último, te ánimo a expresar lo que estás sintiendo a las personas con las que convives. Sé que a veces no resulta fácil porque ni siquiera tu misma sabes identificar qué es lo que esta pasando.

Si llevas a cabo el paso anterior y te tomas un tiempo cada día para escucharte y conocerte, será más sencillo decir claramente qué es lo que quieres y necesitas.

Te aseguro que cuando lo haces, las personas que viven contigo también se tranquilizan y se restaura la armonía.

En nuestra cultura, las mujeres hemos sido educadas para ponernos en último lugar. Durante los años reproductivos nos dedicamos a cubrir las necesidades de otros, ya sea pareja, hijos, amigos. Tenemos esa idea muy arraigada en nuestro subconsciente. Tomar acciones que nos produzcan placer y ponernos en el primer lugar, provoca muchas veces un sentimiento de culpa. Además, el hecho de ser mujer y tener que estar demostrando nuestra valía continuamente en un mundo donde impera el patriarcado nos ha llevado a hacer el papel de super mujeres, a no solicitar ayuda y a cargar con la mayor parte del peso de la familia y el hogar, incluso cuando la jornada laboral fuera de casa es tan larga o más como la de los miembros del sexo contrario.

Este momento es una oportunidad para cambiar eso también, manifestar tus necesidades, establecer tus límites y afirmar lo que quieres y lo que ya no estás dispuesta a tolerar.

Cuando adquieres esa claridad seguro que los comportamientos que antes tenías ante ciertas circunstancias cambiarán, lo que puede causar desarmonía y malestar en tu entorno.

Seamos valientes para recibir los cambios, transformar lo que consideremos que ya no nos sirve y dejar aflorar la tu verdadera esencia, libre de estrés y de culpa.

Quizá la menopausia te pilla a contrapié y de pronto te veas sumergida en una vorágine de síntomas y cambios que ni esperabas ni pensabas que podías experimentar. Sea lo que sea que estés sintiendo, hoy es el momento de poner manos a la obra. Si estás comenzando esta etapa, como si ya llevas años sin tu regla, nunca es demasiado tarde para emprender el viaje de autoconocimiento y empezar a crear una vida más gozosa, más sana y más próspera.

Tú tienes la llave, ¿te atreves a cruzar esa puerta?

El programa de Menopausia Consciente con Kundalini Yoga te dará herramientas y técnicas para ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

Y si lo que necesitas es un programa personalizado para ti, puedes contactarme directamente. En mis programas de coaching para la menopausia aprenderás como reconectar con tu esencia para rediseñar tu vida y utilizar tu poder creativo para alumbrar esa nueva vida más libre, con más fuerza y mayor confianza en ti misma.

Estoy convencida, porque así lo estoy viviendo, que lo mejor te esta esperando a partir a ahora. Si me lo permites, estaré encantada de mostrarte el camino.

Puedes enviarme un whatsapp para pedir información o concertar una cita conmigo.

Yogaencasa ha transmitido en directo.
Yogaencasa

One thought on “¿Estoy preparada para la menopausia?

Comments are closed.