CUIDA TU TIROIDES EN LA MENOPAUSIA

El programa avanza y ya estamos con nuestro trabajo del quinto chakra: vishuddha.

Este es el primero del triángulo superior de los centros energéticos principales.

Las estructuras físicas asociadas a él son:

  • Cuello y hombros
  • Garganta: tráquea y laringe
  • Cervicales
  • Glándula tiroides y paratiroides

El quinto chakra es más sutil y misterioso que cualquiera de los chakras que los que hemos estudiado anteriormente. Los chakras que están por debajo se rigen todos por elementos que están dentro de nuestro entorno humano y terrenal: tierra, agua, fuego y aire, en contraste este centro se esta regido por el éter, lo que los antiguos maestros consideraban la sustancia original del Universo. Se dice que cuando este chakra está desarrollado se alcanza la maestría, muestras tu verdad al mundo. En definitiva, vas a vivir desde tu autenticidad.

Como ya se ha dicho, la glándula correspondiente a este chakra es la tiroides, que puede sufrir alteraciones en esta etapa de la vida. Hablaremos pues de ese desequilibrio y de cómo utilizar el yoga para ayudar a mantener esa glándula en óptimo funcionamiento.

Disfunciones de la tiroides en la menopausia

La estructura física más importante asociada a este chakra es la glándula tiroides y sus acompañantes, las paratiroides.

Se localiza en la parte central del cuello.

Las hormonas tiroideas son las responsables de nuestro metabolismo.

Cuando las secreciones de la glándula son excesivas, el trastorno se llama hipertiroidismo.

Los síntomas de este trastorno son:

  • Aceleración del metabolismo
  • Pulso rápido
  • Ansiedad
  • Pérdida de peso
  • Insomnio

Cuando las secreciones del tiroides son insuficientes, denominamos al trastorno hipotiroidismo.

Y sus síntomas son:

  • Piel seca y escamosa
  • Pobre crecimiento de pelo y uñas
  • Lentitud de reflejos y actividad mental
  • Frio
  • Fatiga
  • Aumento de peso
  • Depresión

La insuficiencia tiroidea puede deberse a poca producción de las hormonas tiroideas y también a la reducción de la hormona que segrega la pituitaria y que también regula el funcionamiento del tiroides.

El tiroides es especialmente importante pues como hemos visto se encarga de producir las hormonas que controlan la velocidad del metabolismo y también interviene en la regulación de la temperatura corporal. Además las hormonas tiroideas aumentan el nivel de enzimas en la mitocondria de la célula donde se produce energía, lo que afecta a nuestra viralidad.

Normalmente en la etapa de la menopausia centramos nuestra atención a los ovarios, sin embargo en esta etapa están implicadas todas las glándulas. Durante los años peri y post menopáusicos son muy comunes los problemas con la glándula tiroides. Aunque en muchas mujeres éstos son asintomáticos en otras dan lugar a una gran variedad de síntomas, de los que he hablado anteriormente.

 

Parece que alrededor del 26% de las mujeres en esta etapa se les diagnostica hipotiroidismo. La causa de esto es que cuando el estrógeno y la progesterona no están equilibrados, se obstaculiza la acción de la hormona tiroidea, de modo que aunque la tiroides produzca niveles normales de esta hormona, ésta se vuelve ineficaz. Esto además puede complicarse cuando la mujer toma estrógeno suplementario. Pues el aumento de esta hormona unido al estrés glucémico que aumenta la adrenalina, hace que se estimule el sistema nervioso simpático. Cuando esto ocurre es posible que se acelere el ritmo cardíaco, se eleve la tensión arterial y se sufran palpitaciones. Por otras parte, la tiroxina, hormona principal del tiroides, también estimula el corazón y el sistema nervioso simpático. Así que cuando hay altos niveles de adrenalina, la glándula tiroides se cierra un poco para disminuir su producción. Una vez que se trata el estrés suprarrenal, el estrés glucémico y el predominio del estrógeno, tomando suplementos, con descanso adecuado y luz natural, normalmente los niveles de hormonas tiroideas se restablecen.
Es muy importante subrayar que en muchas mujeres, incluso cuando su tiroides ha recuperado su función normal, la depresión persiste. Y es que en muchas mujeres, es precisamente la depresión lo que produce la disfunción en esa glándula.

En ocasiones existe un bloqueo energético a nivel de la garganta, consecuencia de toda una vida “tragando” lo que se quiere decir. Por ello , aparte del tratamiento médico necesario, se hace indispensable que la mujer mire detenidamente qué partes de su vida y sus relaciones desea cambiar. Es necesario que haga una revisión de cómo se comunica consigo misma y con los demás, pues no olvidemos que este chakra es el centro que rige la comunicación y a través del cual nos proyectamos a nosotras mismas y nuestras creaciones.

Yoga para equilibrar vishuddha.

  • Posturas: vela, arado, camello, cobra y arco
  • Rotaciones y movimientos de cuello
  • Rotaciones y movimientos de hombros
  • Gato-vaca
  • Pranayamas: Respiración de león
  • Meditar cantando mantras.

Estas posturas forman parte de muchos kriyas y ejercicios de calentamiento de kundalini yoga y practicarlos regularmente tiene efectos muy beneficiosos no solo sobre la tiroides, sino sobre el resto del sistema endocrino. Te sugiero que cuando comiences a hacerlos lo hagas bajo la supervisión de un/una profesor/a cualificado/a.

Meditar cantando mantras equilibra la energía del quinto chakra, No olvidemos que es el chakra de la comunicación, de nuestra voz. Y cuando éste está alineado podemos hablar, escuchar y expresarnos de manera genuina. Así lo que hablamos y la forma en cómo lo hacemos influirá en gran medida en el estado de equilibrio de este centro. Por ello es esencial hablar y escuchar conscientemente. Verbalizar palabras y juicios negativos sobre una misma y sobre los demás desequilibra y altera la energía de vishuddha. ¡Y escucharlos, también!

Te propongo que comiences a observar cuáles son tus principales temas de conversación, y evites la queja y el hablar mal de ti y de los demás.

Si quieres tener este chakra en equilibrio, canta, habla la verdad, expresa lo que sientes sin herir. Medita, indaga sobre qué es lo que verdaderamente quieres y declaralo. No te tragues tus necesidades y tus emociones. Como mujeres lo hemos hecho durante demasiado tiempo. Es el momento de manifestar tu verdad interior.

Alimentación yóguica para la tiroides

La dieta de la terapia nutricional yóguica, incluir algunas algas como la dulse o la kelp, tonificará nuestra glándula tiroides.

También es recomendable incluir abundancia de judías, espinacas y semillas.

En caso de hipertiroidismo clínico es necesario ponerse al cuidado de un endocrinólogo. Las terapias suelen incluir cirugía y medicación.

En caso de hipotiroidismo, para estimular el tiroides y liberar más hormonas, el doctor Dharma Singh Khalsa, en su libro » La alimentación como medicina», recomienda tomar los siguientes suplementos (siempre bajo supervisión de un profesional)

  • Zinc
  • Vitamina C
  • Acido alfalipoico
  • Tirosina

También es muy beneficioso consumir zumos frescos.

Aquí os dejo la receta de uno de ellos que El Dr. Dharma, nos recomienda y que él llama

Sorpresa tiroides

Para 1 ración:

  • 2 zanahorias grandes
  • 1 taza de espinacas
  • 1 cucharadita de kelp en polvo
  • 1 cucharadita de levadura de cerveza

Lavar y secar las verduras y después licuar todos los ingredientes. Este zumo es una excelente fuente de antioxidantes y el kelp nos aportará yodo, mineral que regula la función tiroides.

Confío en que este breve artículo os haya resultado útil. En los próximos hablaré de la importancia del quinto chakra y la comunicación, y de cómo podemos ocuparnos de aprender a comunicarnos conscientemente.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *