VIVIENDO DESDE EL CORAZÓN

En la edad madura, las mujeres solemos hacer una revisión de nuestra vida. Ocurre que en muchas ocasiones tomamos conciencia de cuánto hemos abandonado nuestras necesidades y nuestros anhelos en pro de los demás.
Nos asaltan entonces pensamientos de si será demasiado tarde para hacer aquello que tanto deseábamos o nos sentimos perdidas porque de tantos años sin atendernos, hemos desconectado tanto de nosotras mismas, que nos resulta difícil saber qué es lo que en realidad queremos en este momento.
Algunas veces también nos regañamos por haber descuidado nuestras aspiraciones y en otras surgen sentimientos de culpa. Por un lado nos reprendemos por habernos distraído de nosotras y por otro tenemos dificultades para atendernos como realmente deseamos.
Todo ello crea conflictos que contribuyen a cerrar nuestro cuarto chakra, anhata, el centro del corazón.
Es nuestra responsabilidad en estos momentos hacer un trabajo con nosotras mismas para entender que todo aquello que hemos vivido ha sido perfecto para nuestra evolución personal. Que todo ha sido una bendición aunque no lo parezca. Es el momento de conectar con la energía de agradecimiento y comenzar un camino de amor incondicional de lo que somos. Con nuestras fortalezasy con nuestras debilidades. Es el tiempo de amarnos y aceptarnos incondicionalmente.Es el tiempo de transitar al centro mismo de nuestro ser, escuchar el dictado de nuestro corazón, y hacer los cambios necesarios para expresarte en el mundo de manera auténtica.
Aquí os dejo un resumen de la charla del jueves, “Vivir desde el corazón”.
Muchas gracias a todas las participantes por vuestras aportaciones, gracias por trabajar en tu sanación que es la sanación de todas las mujeres. Gracias la valentía para exponer tus sentimientos profundos y compartirlos para crear el cambio que empodere a las mujeres y elimine de una vez por todas el victimismo y los tabués sobre los ciclos femeninos.
De todo corazón, ¡GRACIAS!

Reproducir vídeo