CONECTANDO CON LO FEMENINO A TRAVÉS DE TU CICLO MENSTRUAL

Imagínate que el primer día de tu primera menstruación tu madre te hubiera regalado un ramo de flo-­
res, te hubiera llevado a comer fuera y después las dos hubierais ido a la joyería, donde os esperaba tu
padre, te hubieran hecho agujeros en las orejas y él te hubiera regalado tu primer par de pendientes, y
luego hubieras ido con algunas de tus amigas y también con amigas de tu madre a pintarte por primera vez los labios; y después, por primera vez, hubieras asistido a al asamblea de las Mujeres a aprender la sabiduría femenina.
¡Qué diferente habría sido tu vida!

JUDITH DUERK, Circle of Stones

 

Recuperar la sabiduría del ciclo menstrual y conocer nuestra naturaleza cíclica es uno de los objetivos de las clases de yoga para mujeres.

Sumergirnos en ese profundo conocimiento nos da la oportunidad de conectar con la fuente de nuestro poder femenino.

En la sociedad actual, en la que vivimos tan desconectadas de los ritmos de la naturaleza, creo que resulta crucial saber cómo ésta influye en nuestro ciclo de ovulación y en las emociones y sensaciones  asociadas a cada etapa .

Como mujeres estamos bajo el influjo de la Luna y al igual que ella, cambiante en las diferentes fases, nosotras, procesamos y recibimos información de forma distintasegún la fase en la que nos encontremos.

Veamos pues qué ocurre a nivel fisiológico y mental en cada una de estas fases de modo que podemos aprovechar al máximo las oportunidades de cada momento para crear nuestra realidad.

  • Fase folicular: Periodo comprendico entre la menstruación y la ovulación. En esta etapa crece y se madura un óvulo, mientras en el interior de la pared del útero se desarrrollan unas células circulares del sistema inmunitario llamadas agregados linfoides. Es un periodo de gran creatividad que llega a su punto máximo en la ovulación. Este es un buen momento para iniciar nuevos proyectos. La ovulación viene acompañada de un aumento de hormonas (foliculoestimulante y  luteinizante) y también aumenta el nivel de estrógeno. Esto se asocia incremento en la actividad del hemisferio izquierdo del cerebro. Las ideas y las palabras fluyen con más facilidad. En esta fase la mujer suele estar más contenta, extrovertida y receptiva al cariño y la atención de la gente que la rodea. 
  • Fase lútea: Desde la ovulación hasta la menstruación. Durante esta fase nos retiramos de forma natural de la actividad exterior. Es un período de reflexión. Un gran momento para sintonizar con nuestro saber interior y descubrir que es lo que no funciona en nuestra vida. También es posible que durante estos días, sobre todo los que preceden a la menstruación, los sueños sean más frecuentes y más gráficos. Los días previos a la regla nos resulta más fácil acceder a nuestra magia. El velo entre lo visible e invisible se disipa . La actividad del hemisferio cerebral derecho, relacionado con el pensamiento intuitivo aumenta. Estamos en contacto con nuestra energía creativa, Shakti.

Cuando conocemos y valoramos nuestro ciclo menstrual como parte de nuestro sistema de guía interno podemos comenzar a sanar tanto física como emocionalmente. De ahí la importancia de respetar esos momentos de soledad, de descanso y alejarnos de los quehaceres diarios en los días de pre-menstruales. Ya se que esto dicho así parece fácil, sin embargo vivimos en una sociedad que muy lejos de honrar este aspecto femenino, lo utiliza para debilitar y cargar contra la mujer.

Todas hemos oído eso de “está en esos días…”, “tendrá la regla”” o cosas por el estilo cuando una mujer pone sus limites o simplemente se dedica durante un par de días al mes, a abrazarse y a conectar con ella misma.

Se nos ha enseñado que durante esos días somos más vulnerables y son muchas las mujeres que aún hoy lo creen. En mi adolescencia se evitaba hablar del tema, parecía algo vergonzoso y sucio. Afortunadamente esto ha cambiado mucho. Hoy veo en mis clases, mujeres de todas las edades compartiendo sus experiencias sobre los ciclos femeninos sin ningún pudor.

Nuestro ciclo menstrual es natural y como tal hemos de vivirlo. Es cierto que una gran mayoría de mujeres padecen del llamado síndrome premenstrual, y realmente cuando hay síntomas ya sean físicos o emocionales, estos son reales y necesitan ser tratados.

Sin embargo creo que muchos de ellos podrían mitigarse e incluso desaparecer tomando conciencia de qué es lo que pasa en nuestro interior. Replantearnos qué ideas tenemos con respecto a la menstruación y conectar con nuestra fuente femenina para recuperar la sabiduría ancestral de nuestros ciclos.

Esa sabiduría que nos va a llevar inevitablemente a entender que el amor a una misma es el principio de toda sanación. Amor y cuidados. Escuchar nuestro cuerpo para entender que está ocurriendo y que necesita para sanar.

A mí personalmente el yoga me ayudó a recuperar mi ciclo. A pocos meses de practicar mis reglas se hicieron regulares, cada 28 días. Los dolores y otros síntomas tardaron un poco más, aunque también desaparecieron. Los últimos 10 u 11 años antes de mi menopausia, realmente tuve la oportunidad de celebrar esos días como una oportunidad para conectar conmigo en meditación. Celebrar la sangre y sintonizar con mi mundo interior.

Kundadlini yoga trabaja sobre el sistema glandular lo que ayuda a restablecer el equilibrio hormonal. Además las técnicas de respiración y de meditación nos ayudan a conectar con el momento presente de forma relajada. Nos aportan más claridad mental para entender el proceso en el que estamos. El sistema nervioso se fortalece y todo el cuerpo físico se beneficia de una energía de vitalidad.

Para mi fue un gran descubrimiento que hoy se ha convertido en mi forma de vida.

Existen muchas kriyas y meditaciones especificas para mujeres y en concreto para el ciclo menstrual que practicamos en clase y que puedes venir a experimentar cuando desees.

Por hoy solo voy a dejar algunas posturas que puedes practicar para aliviar los dolores y calambres pre y menstruales, e incluso prevenirlos

  • POSTURA DEL MEDIO PUENTE – Setubandhasana

Como hacerla: Tumbate sobre tu espalda. Dobla ambas rodillas y coloca ambos pies planos en el suelo.Agarra los tobillos con las manos o coloca los brazos con las palmas mirtando hacia abajo. Inahala y levanta las caderas tan alto como te sea posible.

Cuanto termines, baja lentamente. Para disminuir la tensión en la zona lumbar puedes hacer movimiento subes a la postura al inhalar y bajas al exhalar.

Respiración: Respira largo y profundo.

Tiempo: 3 minutos.

Beneficios:

  1. La Postura del Medio Puente fortalece los músculos abdominales y lumbares.
  2. Mejora la flexibilidad de la columna y las articulaciones. Debe evitarse la mal colocación de la mano puesto que el beneficio se verá reducido.
  3. El hígado y la vejiga son estimulados y se regula su actividad. Disminuye los malestares menstruales.

 

  • POSTURA DE LA COBRA – Bhujangasana

Como hacerla: Túmbate sobre el abdomen. Las piernas están estiradas detrás con los pies juntos. Coloca la barbilla en el suelo y las palmas de las manos tocando el suelo debajo de los hombros. Inhala levantando el torso y mantenlo.

Respiración: Respira largo y profundo, o haz la Respiración de fuego.  (NO hacer la Respiración de Fuego durante los 2 primeros días del ciclo menstrual).

Tiempo: 1 minuto.

Beneficios:

  1. Fortalece la columna vertebral.
  2. La presión ejercida sobre el abdomen fortalece todos los órganos abdominales y
    puede aliviar en caso de estreñimiento
  3. Si lo haces después la posición de la Media Rueda te estira completamente la columna vertebral.
  4. Bhujangasana es una postura muy beneficiosa especialmente para las mujeres. El útero y los ovarios son fortalecidos, siendo muy útil en problemas relacionados con la menstruación como la falta de ella (amenorrhea) o los olores ocasionados ente otras dolencias. Esta postura está contraindicada a mujeres embarazadas.
  5. Fomenta un flujo de prana (energía de vida) a través del cuerpo

 

  • POSTURA DEL ARCO – Dhanurasana

Como hacerla:Túmbate sobre el abdomen. Dobla las piernas y agarrate los tobillos con las manos. Inhala pretendiendo estirar las piernas mientras mantienes agarrados los tobillos con las manos subiendo el torso arriba, tan alto como puedas. Mantén la posición.

Respiración: Respira largo y profundo.

Tiempo: Mantenerla arriba de 2 a 3 minutos.

Beneficios:

  1. Estira los órganos reproductivos y el área abdominal y la espalda.
  2. Estimula la corriente del fluido espinal.
  3. Se dice que ajusta tu humor en contrariedades.
  4. Dhanurasana es una postura muy beneficiosa para personas que sufren de casos como estreñimiento crónico, hígado sobrecargado u otro tipo de desorden intestinal.

 

  • POSTURA DE LA LANGOSTA – Salabhasana

Como hacerla: Tumbada sobre tu abdomen. Haz con tus manos un puño y colócalas debajo de tus ingles. La barbilla en el suelo. Inhala y levanta ambas piernas juntas. Trata de mantener las rodillas estiradas y la parte superior del cuerpo relajada. Mantén la posición.

Respiración: Respira largo y profundo.

Tiempo: De 1 a 3 minutos.

Beneficios:

  1. Estira la parte inferior de la columna.
  2. Fortalece los músculos de la columna vertebral, glúteos y parte de atrás de brazos y piernas.
  3. Estira los hombros, pecho, abdomen y muslos.
  4. Mejora la postura.
  5. Estimula los órganos de la cavidad abdominal.
  6. Ayuda a disminuir el estrés.
  • LEVANTAMIENTO DE PIERNAS A 45º

Como hacerloTumbada sobre la espalda. Pon los brazos a los lados con las palmas de las manos hacia abajo, o si sufres de dolores en la parte inferior de la espalda coloca las manos debajo de las nalgas con las palmas hacia abajo. Levanta ambas piernas con los talones juntos hasta llegar a un ángulo de 45 grados y mantenlas.

Respiración: Respira largo y profundo.

Tiempo: 3 minutos.

Beneficios:

  1. Fortalece la espalda y los músculos abdominales.
  2. Trabaja en los nervios meridionales que estimulan el hígado, digestión y eliminación.

 

Puedes elegir cualquiera de las posturas y practicarla durante un tiempo. Comienza por 1 minuto y ve aumentado el tiempo en la postura. Esto no es una serie, así que puedes hacerlas por separado, como parte, por ejemplo de tu calentamiento antes de una kriya.

Evita las posturas invertidas y la respiración de fuego durante la menstruación.

Recuerda también que existen diferentes afecciones para las que algunas posturas están contraindicadas, por lo que mi recomendación es que si nunca has practicado yoga, te pongas en contacto con un/a profesional. El yoga es una técnica milenaria muy efectiva. En mi opinión mejora la salud y la vida de muchas personas, sin embargo te sugiero que lo practiques bajo la supervisión de instroctoras/es cualificadas/os.

Y por supuesto, solo el yoga no es la panacea. Es importante llevar una alimentación adecuada, descansar lo necesario, aprender a relajarse y algunas otras cosas más de las que hablaré en algún otro momento.

Confío en que esta información te sea útil. Y si quieres aprender más sobre ti y tu poder femenino, te invito a las clases y talleres de kundalini yoga para mujeres. Prueba una clase gratuíta.

 

Sat Nam

Yogaencasa ha compartido una publicación.
Yogaencasa