ABRAZANDO NUESTROS MIEDOS

“¿Qué es la depresión? Miedo a fallar. ¿Qué es el enojo? Miedo a no poder cumplir con tus objetivos. Cuando estas dos cosas están presentes, lo que ocasiona es una profunda frustración”
Yogi Bhajan 30/10/1978 –

Este mes vamos a trabajar sobre la gestión de los miedos. ¿Por qué los miedos?
Todos los seres humanos hemos sentido miedo en algún momento de nuestra vida.
Este miedo se manifiesta de diferentes formas. Estrés, ansiedad, angustia, pesimismo, dudas…, son expresiones del miedo.
Ahora bien, nos hemos acostumbrado a ver todas esas expresiones como simples síntomas, que casi siempre son provocados por algo externo. Y concluimos que la causa de nuestro malestar está ahí fuera (el jefe, la pareja, la situación económica…)
Sin embargo, nos olvidamos de lo fundamental , y es que somos responsables cien por cien de lo que vivimos. Y que lo de fuera es un fiel reflejo de nuestro interior.
El miedo es una emoción adaptativa, es un mecanismo que nos ayuda a estar alerta ante el peligro, y en ese sentido es un aliado de nuestra supervivencia.
Sin embargo, es muy fácil que esta emoción se convierta en tóxica y destructiva, llevándonos a ver como reales peligros que no lo son. Se convierte en un miedo irracional.

Cuando esto ocurre, ese miedo bloquea nuestras capacidades y obstaculiza nuestra vida. Nos limita nuestro bienestar.
Entonces, ¿cómo reconozco cuando el miedo es real o no?
En la mayoría de los casos es difícil identificarlo como la emoción básica que está detrás de nuestros comportamientos.Cómo ya dije antes, son múltiples las expresiones de esta emoción.
Lo que no cabe ninguna duda es que vivir bajo ese miedo irracional tiene graves consecuencias para la salud física, mental y emocional de las personas.

Existen dos miedos básicos: el miedo al fracaso y el miedo a ser rechazados.

  • El miedo al fracaso.  

Tememos no poder conseguir lo que queremos o perder lo ya conseguido. Esto nos lleva a una situación de querer controlar nuestro entorno para que no suceda eso que a lo que tenemos miedo.
En este panorama es difícil disfrutar de los logros y vivir con plenitud el momento presente.

  • El miedo al rechazo

Todos los seres humanos tenemos la necesidad de sentirnos queridos. El miedo a ser rechazado nos convierte en seres dependientes y controladores. Esto genera mucho dolor. Y afecta a las relaciones con uno mismo/a y con los otros. Caemos en la trampa de los celos y en ocasiones aflora la agresividad producto de la inseguridad.

¿Qué hacemos para liberarnos de este miedo tóxico?

La emoción del miedo es inconsciente y está determinada por situación que estamos viviendo.

Sin embargo, somos nosotros los que hacemos que esa emoción se haga permanente en nuestra vida.
Son nuestros pensamientos los que hacen que esto ocurra así.
Entonces para hacer que el miedo desaparezca lo primero es tomar conciencia de esos pensamientos negativos y destructivos.
Cuando somos conscientes del contenido de nuestro pensamiento y de cómo nos relacionamos con él tenemos la oportunidad de crear otra película mental.
Cuando identificamos esos pensamientos y cómo nos hacen sentir podemos transformarlos por otros que generen emociones más positivas y en consecuencia cambiar nuestra experiencia.
Cuando tomamos conciencia de que no somos lo que pensamos, sino que somos el ser que está a cargo de nuestra vida, podemos influir en nuestras emociones y crear mayor bienestar y más paz en nuestra vida.

Ahora, te invito a cuestionarte las siguientes preguntas:
¿Qué harías si no tuvieras miedo?
¿Cómo sería tu vida?
¿A cuantas cosas has renunciado (y sigues renunciando) por miedo al fracaso o al rechazo?
Y por ultimo,
¿Qué has decidido hacer con tus miedos?

Si quieres aprender más sobre estos temas te invito durante este mes a explorar con nosotras todo esto y  aprender herramientas para manejarlo con éxito.
Participa en nuestros talleres del mes de noviembre.
Y como primicia te anticipo el del mes de diciembre.
“Cambiando patrones de pensamiento negativos”
Sábado 16 de diciembre 2017
de 10:00 a14:00

Sólo una cosa más.
Si te ha gustado puedes escribirme y reenviarlo a las personas que creas que les pueda ser útil.