RECONECTAR CON TU PODER PERSONAL (12 pasos para aumentarlo)

La mayoría de nosotros nos pasamos la vida deseando que las cosas sean de otra manera. Diseñamos objetivos y nos planteamos metas, sin embargo en muchas ocasiones nos dejamos arrastrar por las circunstancias externas. Nos desanimamos y comenzamos a pensar que no podemos o que no somos capaces.

Para conseguir lo que deseamos existen fundamentalmente dos maneras

  • Defines tus objetivos y vas tras ellos
  • Atraes aquello que deseas permitiendo que todo cuanto necesites venga a ti.

A buena parte de nosotros, nos han enseñado de la primera forma. Hay que esforzarse mucho, trabajar mucho, sacrificarse mucho.

¿Sabes qué? Eso ya no funciona. Cuando optamos por este método en muchas ocasiones forzamos las cosas, perdemos de vista lo verdaderamente importante y en un porcentaje muy elevado de los casos acabamos estresados y fuera de nuestro centro. Aunque consigamos aquello que nos hemos propuesto, la satisfacción no es plena.

La buena noticia es que el ser humano tiene la capacidad de crear su propia vida. Todos sin excepción gozamos de un poder innato para conectar con la energía creativa.

Todos tenemos la capacidad de tener una nueva idea que pueda cambiar todo nuestro pequeño universo en un instante.

Acaso ¿no es cierto que hay personas que siempre a los que les sonríe la suerte? ¿Te ha pasado alguna vez que cuando deseabas algo con todo tu corazón te encontraste “por casualidad” con algo o con alguien que te ayudó a conseguirlo?¿Llevas algunos días pensando en alguien a quien no ves hace tiempo y de pronto te llama o te lo encuentras?

Todos hemos tenido experiencias de este tipo, ¿verdad?

Estamos conectados los unos con los otros y todos con la gran fuente de energía creativa universal, con la Gran Mente.

Llámalo atracción, sincronicidad, casualidad. El caso es que sucede. Y podemos utilizarlo a nuestro favor.

Podemos tener acceso a ese potencial infinito de posibilidades para crear exactamente la vida que quieres crear.

Sin embargo, esto no sucede de la noche a la mañana. Necesitamos un hacer un trabajo interior para recordar y potenciar todo ese poder innato.

Desde luego, también habrá que hacer algunos ajustes en nuestro entorno que nos llevarán a un mayor bienestar.

Recuerda, “lo que es arriba es abajo”. Nuestro exterior es un fiel reflejo de nuestro ser interno y a la vez, cuando ajustamos algo afuera, nuestro interior también se afecta.

¿Comenzamos? ¡Aumentemos nuestro poder personal!

PASO 1: ELIMINA DE TU VIDA TODO AQUELLO QUE TE RESTA ENERGÍA

Es interesante ver como haciendo unos pequeños cambios en nuestro entorno, el cambio que se produce a nivel mental y emocional supera las expectativas. En muchas ocasiones no somos conscientes de que vivimos distraídos y no prestamos atención a muchas cosas que parecen insignificantes y sin embargo, nos producen malestar y estrés. Veamos qué podemos hacer.

  • Despídete de las pequeñas molestias

Comienza por evitar todo aquello que toleras y no te hace sentir bien. Quizá toleres tu mesa de trabajo llena de papeles y cada vez que te acercas a ella, te dices “a ver si un día la ordeno”. O ese grifo que gotea, un botón de la camisa que lleva descosido un mes…O lo que sea en tu caso. Todas esas cosas que toleras a diario te absorben una inmensa cantidad de energía, además el pensar en que deberías hacer algo con ello y no hacerlo te agota mentalmente y te irrita.

Para eliminar todas esas pequeñas molestias comienzapor hacer una lista. Escribe aquello que día a día te dices que vas a arreglar, colocar o poner en orden algún día. Lo mismo para las situaciones que soportas y no te gustan.

Cuando tengas tu lista ponte a solucionar todas aquellas cosas que dependen directamente de ti. Mira cuál de ellas necesitan de algún profesional y ponte en contacto con el para arreglarlo.

No quieras acabar con todas las cosas de la lista en un día. Hazlo en el tiempo necesario, es decir, “sin prisa, pero sin pausa”

  • Elimina los “debería”

Estoy segura de que tu también tienes una lista de “deberías”.

Debería ir al gimnasio, debería comer sano, hacer yoga, meditar, y un largo etc.

Cuando nos planteamos hacer los cambios desde el “debería” lo hacemos desde la obligación y la imposición. Cuando esto es así nos encontramos en plena lucha con nosotros mismos pues “debemos hacer algo que en la mayoría de las ocasiones no queremos hacer”. Eso nos produce una gran frustración y una pérdida innecesaria de energía

Haz tu lista de “deberías” y medita cuales de ellos son deseos genuinos. Los que realmente quieres incluir en tu vida para tu mayor bienestar. Elimina todos los demás

Toma lo que realmente quieres hacer y míralo desde otra perspectiva. Comienza a verlos como elecciones conscientes.

Reescribe tu lista con la fórmula: Yo elijo ir al gimnasio, hacer yoga, meditar…. La presión desaparecerá y no gastarás más energía en ello.

Personalmente, esto fue un gran cambio para mi. Cuando comencéa mirar qué era lo que realmente deseaba y tomarlo como una elección, me liberé de una gran carga. Eliminar un montón de “deberías” me ayudo a sentirme más responsable y dueña de que hacía lo que verdaderamente mi corazón me dictaba. Eso me ha dado mucha tranquilidad y mucha paz conmigo misma.

Olvídate de todas aquellas cosas que te suponen un compromiso y que entran en conflicto con tus verdaderos anhelos. 

No temas si al principio tu entorno no lo entiende, con el tiempo todo se coloca y las personas que están a tu lado y te quieren acaban por aceptar y en muchos casos por aprender a implantarlo en su propia experiencia.

 

  • Vacía la lista de pendientes

Dejar las cosas para después nos hace estar pensando a una y otra vez eso que tenemos que hacer y no hacemos. Eso nos produce una tensión y una ansiedad que no nos permite disfrutar relajadamente de los momentos de descanso. A cada paso nos asaltan pensamientos de “tengo que llamar a…” , “tendría que haber contestado ese correo”, “yo aquí descansando y no he hecho….”

Lo se bien, porque yo misma he sido una experta en dejar cosas pendientes. Me acostaba pensando en todo lo que no debía haber hecho y no hice, con el firme propósito de hacerlo en cuanto me levantara. Con esos pensamientos a la hora de dormir, puedes imaginar que mi sueño no era todo lo reparador que necesitaba y mi energía estaba bastante mermada.

Tengo que confesar que aún me sigue pasando alguna vez, aunque haber adquirido el hábito de no posponer lo que no es necesario, me ha liberado de una inmensa cantidad de pensamientos de culpa y ha aumentado mi nivel de energía para tomar acción.

  • Abandona la queja

Si hay algo que es capaz de quitarte mucha, si no toda tu energía, eso es la queja.

Cuando nos quejamos estamos poniendo nuestra vida en manos de algo afuera. Hacemos responsables de nuestro malestar a la familia, al jefe, al clima a la situación económica….¡Qué se yo!

Nos olvidamos de que sean cual sean las circunstanciasnosotros podemos elegir qué pensar sobre lo que está sucediendo y qué actitud tomamos al respecto.

Si nos enganchamos en pensamientos de “por qué me pasa esto a mí”, “el mundo es un caos”, “todo es un desastre” o parecidos, ¿Cómo crees que te sentirás? ¿Qué pasa con tu energía en esos momentos?

Exacto, te agotas. Te quedas exhausto. Te alejas de tu verdadero poder innato.

Te olvidas de que sean cual sean las circunstancias tu puedes elegir qué pensar sobre lo que está sucediendo y qué actitud tomas al respecto.

El ser humano posee la capacidad de conectar con una energía interna que es más grande que cualquier cosa que esté ocurriendo.

Y cuando estamos en contacto con esa sabiduría podemos ver las bendiciones de aquello que consideramos “malo”.

Todo en nuestra vida tiene un propósito,  todo está orquestado desde la Gran Mente y todo es perfecto, aunque no lo parezca.

Llegar a este entendimiento requiere que te tomes un tiempo al día para estar contigo mismo y escuches tu voz interior. Esa voz sabe todo y tiene todas las respuestas.

Hay muchos métodos para conectar con ese ser interior y cualquiera que te haga llegar a lo profundo de tu corazón es completamente válido.

Para mi, lo que me funciona es la meditación. Meditar a diario te ayuda a encontrar dentro de ti la sabiduría y la fuerza necesaria para enfrentar los acontecimientos con calma y claridad.

Cuando escuchas los mensajes de tu Ser verdadero entiendes que estas creando tu experiencia instante a instante. Que todo lo que sucede es un regalo para ganarte a ti mismo.

Y lo mejor de todo, tu conciencia entra en niveles más elevados de forma que puedes sentir que tú tienes el control de crear tu vida en bienestar. No puedes controlar lo que sucede en el mundo, solo puedes hacerte cargo de tu mente y de conquistarla. Eso te llevará a experimentar tu verdadero ser y a darte cuenta de las bendiciones que la vida te da tan generosamente cada día.

Yogui Bhajan decía:

Conquista tu mente y conquistarás el mundo.

¿Te animas a ponerlo en práctica?

Pues además de todo lo anterior te sugiero una técnica de kundalini yoga para aumentar tu energía poderosamente: SAT KRIYA.

Practícala y me cuentas tu experiencia, ¿vale?.

Confío en que así sea y en que esto te sea útil. Mil gracias

Sat Nam.